Crisis epilépticas

Basic

Nombres alternativos

Convulsiones secundarias; Convulsiones reactivas; Convulsiones; Convulsiones de tipo reactivo

Visual Reference

Referencias

Duvivier EH, Pollack CV Jr. Seizures. In: Marx JA, ed. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 100.

Krumholz A, Wiebe S, Gronseth G, et al. Practice parameter: evaluating an apparent unprovoked first seizure in adults (an evidence-based review): report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology and the American Epilepsy Society. Neurology. 2007;69(21):1991-2007.

Rubin DH, Kornblau DH, Conway EE Jr, Caplen SM. Neurologic Disorders. In: Marx JA, ed. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 173.

Walker SP, Permezel M, Berkovic SF. The management of epilepsy in pregnancy. BJOG. 2009 May;116(6):758-67.

Overview

Definición

Una crisis epiléptica o convulsión corresponde a los hallazgos físicos o cambios en el comportamiento que ocurren después de un episodio de actividad eléctrica anormal en el cerebro.

Ver también:

Consideraciones

Dependiendo de qué partes del cerebro estén comprometidas, existe una amplia variedad de síntomas de las convulsiones o crisis epilépticas. Muchos tipos de convulsiones ocasionan pérdida del conocimiento y algunas causan movimientos espasmódicos o temblor del cuerpo.

Sin embargo, algunas convulsiones pueden ser difíciles de notar debido a que consisten en episodios de mirada fija que pueden pasar inadvertidos con facilidad. Ocasionalmente, las convulsiones pueden causar cambios temporales en las sensaciones o en la visión.

Los síntomas de las convulsiones aparecen súbitamente, durante sólo segundos a un minuto, y abarcan:

  • Cambio en el nivel de conciencia, de manera que no se puede recordar algún período de tiempo
  • Cambio en las emociones, como miedo, pánico, alegría o risa inexplicable
  • Cambio en la sensibilidad de la piel, que normalmente se extiende por el brazo, la pierna o el tronco
  • Cambios en la visión, incluyendo destellos de luces, o (en muy pocas ocasiones) alucinaciones (ver cosas que no existen)
  • Pérdida del control muscular y caídas, a menudo muy de repente
  • Movimiento del músculo como un espasmo que podría extenderse brazo o pierna arriba
  • Tensión/rigidez muscular que causa contorsión del cuerpo, la cabeza, los brazos o las piernas
  • Sabor amargo o metálico

Los síntomas pueden detenerse después de unos cuantos minutos o continuar durante 15 minutos. Rara vez se prolongan por más tiempo.

Cuando se presenta temblor en todo el cuerpo, debe durar unos pocos minutos y detenerse al cabo de 5 minutos.

Causas

Una convulsión puede estar relacionada con una situación temporal, tal como exposición a drogas, la abstinencia de ciertas drogas, una fiebre alta o niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre. Si las convulsiones repetidas no suceden de nuevo una vez que se corrige el problema subyacente, la persona no tiene epilepsia.

En otros casos, una lesión al cerebro (por ejemplo, accidente cerebrovascular o traumatismo craneal) provoca la excitación anormal del tejido cerebral.

En algunas personas, un problema que se transmite de padres a hijos (hereditario) afecta las neuronas del cerebro, lo cual lleva a que se presenten convulsiones. En estos casos, las convulsiones suceden espontáneamente, sin una causa inmediata y se repiten con el tiempo. Esto es epilepsia.

Las convulsiones idiopáticas son convulsiones crónicas que ocurren sin una causa identificable. Por lo regular empiezan entre las edades de 5 y 20, pero pueden ocurrir a cualquier edad. La persona puede tener antecedentes familiares de epilepsia o convulsiones.

Otras causas más comunes de convulsiones o crisis epilépticas abarcan:

  • Tumores (como un tumor cerebral ) y otras lesiones estructurales del cerebro (como sangrado intracerebral)
  • Lesión cerebral traumática, accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio (AIT)
  • Abstinencia de alcohol después de beber de manera compulsiva la mayoría de los días
  • Enfermedades que causan deterioro del cerebro
  • Demencia, como el mal de Alzheimer
  • Problemas que están presentes desde antes del nacimiento (defectos cerebrales congénitos)
  • Lesiones cerebrales que ocurren durante el trabajo de parto o en el momento del nacimiento
  • Niveles bajos de sodio o azúcar en la sangre
  • Insuficiencia hepática o renal
  • Consumo de cocaína, anfetaminas o algunos otros fármacos psicoactivos
  • Suspensión de ciertos fármacos, tales como barbitúricos y benzodiazepinas, después de tomarlos para un período de tiempo
  • Infecciones (absceso cerebral, meningitis, encefalitis, neurosífilis o SIDA)
  • La fenilcetonuria (FCU) puede causar convulsiones en los bebés

Symptoms

Cuidados en el hogar

Si alguien que nunca antes ha tenido una convulsión o crisis epiléptica sufre una, llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) inmediatamente.

Las personas con epilepsia siempre deben llevar puesta una etiqueta de advertencia médica.

La mayoría de las convulsiones se detienen por sí solas. Sin embargo, una persona que experimente una convulsión generalizada puede lastimarse, broncoaspirar alimento, líquido o vómito; o no recibir suficiente oxígeno. Durante una convulsión generalizada es importante proteger a la persona de una lesión. Gire a la persona de lado, de manera que cualquier vómito salga y no ingrese a los pulmones. Ver: primeros auxilios en caso de convulsiones .

Después de una convulsión generalizada, la mayoría de las personas caen en un sueño profundo. No impida que la persona duerma. Es posible que, al despertar, la persona esté desorientada o posiblemente agitada por un momento.

PRIMEROS AUXILIOS DE EMERGENCIA

  • No trate de forzar un objeto duro (como una cuchara o un bajalenguas) entre los dientes, ya que con esto se puede causar más daño del que se puede prevenir.
  • No trate de sujetar a la persona durante la convulsión.
  • Gire a la persona de lado si se presenta vómito. Manténgala de lado mientras duerme después de que la convulsión haya terminado.
  • Si la persona que tiene una convulsión se pone azul o deja de respirar, trate de posicionar su cabeza para evitar que la lengua obstruya su vía respiratoria. Por lo regular, la respiración empieza por sí sola una vez que la convulsión ha terminado.
  • En raras ocasiones, se necesita RCP o respiración boca a boca después de las convulsiones y ésta no puede llevarse a cabo durante el ataque.

Si una persona presenta convulsiones repetitivas o prolongadas sin recobrar el conocimiento o retornar al comportamiento normal, el cuerpo puede sufrir una falta grave de oxígeno. Ésta es una situación de emergencia para la cual debe buscarse ayuda médica inmediata.

DESPUÉS DE LA CONVULSIÓN

Trate cualquier lesión por golpes o caídas. Registre los detalles de la convulsión para informarle al médico de cabecera. Usted debe anotar los siguientes detalles:

  • Cuánto tiempo duró
  • Qué partes del cuerpo resultaron afectadas
  • El tipo de movimientos u otros síntomas
  • Las posibles causas
  • Cómo se comportó la persona después de la convulsión

Cuándo contactar a un profesional médico

Si es la primera vez que alguien ha tenido alguna vez una convulsión o si ésta es una convulsión anormalmente prolongada en alguien que padece un trastorno convulsivo, llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) inmediatamente. Estos síntomas pueden ser causados por afecciones potencialmente mortales, como un accidente cerebrovascular o meningitis.

Infórmele al médico acerca de todas las convulsiones (incluso una leve). Si se sabe que la persona tiene epilepsia o convulsiones repetitivas, se le debe notificar al médico, de manera que pueda ajustar los medicamentos o dar otras instrucciones.

Prevención

Con frecuencia, una persona que haya tenido una convulsión nueva o severa será examinada en una sala de urgencias, en lugar de un consultorio médico.

El médico tratará de diagnosticar el tipo de convulsión con base en los síntomas.

Se descartarán otras afecciones médicas que puedan causar una convulsión o síntomas similares. Los trastornos que pueden causar síntomas similares abarcan desmayos, AIT o accidente cerebrovascular, ataques de ira o de pánico, jaquecas, perturbaciones del sueño y afecciones que causen pérdida del conocimiento.

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

La necesidad de exámenes o tratamientos adicionales depende de muchos factores.

  • Una sola convulsión debido a un desencadenante obvio (como fiebre o un fármaco) se trata eliminando o evitando dicho desencadenante.
  • Una nueva convulsión sin un desencadenante obvio requerirá pruebas adicionales y posible tratamiento.
  • Una convulsión en una persona con epilepsia conocida requerirá exámenes para verificar que el paciente esté tomando la dosis correcta de sus medicamentos. Se puede necesitar un cambio en los medicamentos.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Las instrucciones para tomar cualquier medicamento recetado se deben seguir al pie de la letra. Los miembros de la familia deben observar y llevar un registro diario de cualquier convulsión para garantizar que la persona reciba el tratamiento adecuado.

Los buenos hábitos pueden ayudar a controlar las convulsiones. Debido a que la privación del sueño, el estrés y una dieta deficiente pueden contribuir al aumento de estas crisis, los buenos hábitos de sueño, la reducción del estrés, el ejercicio apropiado y la sana nutrición pueden ayudar.

No existe una manera específica de prevenir las convulsiones. Utilice cascos cuando sea apropiado para prevenir un traumatismo craneal, lo cual disminuirá la probabilidad de una lesión al cerebro y de convulsiones posteriores. Evite las drogas psicoactivas. Las personas con epilepsia deben tomar la medicación como indicó el médico y evitar tomar cantidades excesivas de alcohol.

Las personas con convulsiones incontrolables no deben manejar. Cada estado tiene una ley diferente que determina a qué personas con antecedentes de convulsiones se les permite manejar. Si usted tiene convulsiones incontrolables, también debe evitar actividades en las que la pérdida de la conciencia causaría gran peligro, tales como trepar a lugares altos, montar en bicicleta y nadar solo.

Review Date: 2010-03-21 Reviewed By: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Luc Jasmin, MD, PhD, Department of Neurosurgery at Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles, and Department of Anatomy at UCSF, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc. Keywords: ,generalmente, pero, frecuencia, algunos, problemas, piel, normal, sus, acerca, niños, incluyendo, tener, están, sólo, edad, días, paciente, ayuda, estar, daño, desde, sangrado, cada, sea, menudo, estado, mientras, trastorno, control, infecciones, depende, realizar, tejido, líquido, bebés, medicamento, estas, aumento, normalmente, comunes, enfermedades, trastornos, respiratoria, todo, exposición, factores, insuficiencia, incluso, pulmones, trata, ejemplo, necesita, anormales, importante, nivel, vía, recibir, caso, leve, tipos, diagnosticar, ciertos, pruebas, ocurrir, lleva, algún, siempre, lugar, llamada, grave, les, tal, controlar, pueda, existen, todas, management, necesitar, computarizada, tomografía, dieta, renal, piernas, actividad, probabilidad, sensibilidad, movimiento, severa, respirar, afecta, tumor, tratamientos, nuevo, magnética, verificar, falta, resonancia, dependiendo, alguna, suficiente, consumo
Adam Data Copyright The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only--they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

For information 410.787.4000

© 2013 UM Baltimore Washington Medical Center.  All rights reserved.

301 Hospital Drive, Glen Burnie, MD 21061 | 410-787-4000 | TTY 410-787-4498